Follow by Email

Feliz Navidad

Feliz Navidad

miércoles, 28 de septiembre de 2011

UN RIDICULO TOQUE DE DISTINCION

Por Guillermo Alvarez


Todos los grandes foros deportivos dejan siempre al pasar algún recuerdo, grato o no grato para la historia. Algunos se caracterizan por los acontecimientos propios de las competiciones, como nuevos records implantados; otros por hechos individuales de los atletas y algunas son recordados hasta por acontecimientos políticos nada agradables.
La XX edición de Los Juegos Olímpicos de verano, efectuados entre el 26 de agosto y el 11 de septiembre de 1972 en Múnich, capital de la antigua Republica Federal de Alemania, es un triste ejemplo de lo anterior, pues a seis días de finalizar la lid (el día cinco de septiembre), un comando terrorista palestino ataco la Villa Olímpica y mato a dos competidores israelíes, e intentaron secuestrar a algunos mas, en reclamo a la liberación de mas de 100 palestinos presos.
La Olimpiada de ajedrez, celebrada en La Habana, en 1966, tuvo también (por suerte), un ridículo toque de distinción.
Digamos primero que las Olimpiadas ajedrecísticas comenzaron a desarrollarse en 1927 y cada dos años, ya bajo el auspicio de su Federación Internacional (FIDE), organización que es miembro del Comité Olímpico Internacional (COI), lo cual supone que en un futuro pueda ser incluido el juego-ciencia dentro del gran evento cuatrienal de los deportistas de todo el mundo. Hasta la fecha, el ajedrez no participa en los Juegos Olímpicos de verano.
Durante la llamada “guerra fría”, entre los Estados Unidos y la antigua Unión de Republicas Socialistas Soviéticas, se hicieron famosos no obstante, los duelos entre los equipos de estas dos grandes naciones. En octubre de 1966 el antiguo Hotel Hilton, bautizado con su nuevo nombre de Habana-Libre, recibía a 52 equipos de ajedrecistas procedentes de igual número de países.
El interés de los aficionados era presenciar el enfrentamiento entre los equipos de Estados Unidos y la URSS, además de observar de cerca el desempeño de otras figuras destacadas en el ajedrez mundial. El Salón de Embajadores del Habana-Libre, abría sus puertas al público una o dos horas antes de iniciarse las partidas.
Y para sorpresa de muchos, una vez que se entraba al salón, no se encontraban sillas donde sentarse, pues ya habían sido ocupadas. ¿Cómo?; ¿De que manera?. Por donde habíamos entrado los ocupantes de aquellas sillas era un misterio, menos para nosotros, estudiantes de la antigua Escuela Superior de Educación Física “Comandante Manuel Fajardo”, quienes éramos utilizados como marionetas, para opacar los aplausos de los admiradores de los norteamericanos y hacer mas fuertes los nuestros cuando ganaba o se nombraba simplemente al equipo ruso o a cualquiera de sus integrantes.
Aquello opaco realmente toda la brillantez del certamen, que había tenido un espectáculo impresionante durante la inauguración en el Coliseo de la Ciudad Deportiva habanera. Pues a partir del incidente de cada mañana y mientras los días transcurrían y con ellos la lid, se iban definiendo las posiciones de cada nación.
Ninguno sabíamos quien era el autor de la macabra y estúpida idea, pues la mayoría procedíamos del interior del país y desconocíamos a quien quejarnos –si es que teníamos valor para hacerlo--, del inventor de aquella orden, que cumplimos durante casi el mes del evento.
De todo aquello no obstante guardo dos grandes recuerdos: primero, la partida viviente escenificada por el Ballet Nacional de Cuba sobre un gigantesco tablero en el acto inaugural, entre nuestro campeón mundial José Raúl Capablanca y el también titular del orbe el estadounidense Enmanuel Lasker, quien nunca le dio la revancha por el titulo al cubano.
La segunda, que aunque el equipo de la URSS gano la Olimpiada, con 39.5 puntos, seguido de Estados Unidos con 34.5 y Hungría con 33.5, la partidas entre el ex campeón del mundo (1972-1975) Bobby Fisher y el también poseedor de igual titulo, el soviético Boris Spassky, se le llamo precisamente “el match del siglo”.
En aquella ocasión el equipo de la URSS había reservado a su mejor figura, el monarca Tigran Petrosian y coloco a Fisher frente a Spassky, para una partida que quedo firmada como tablas, en el movimiento 57 de una apertura española o Ruy López.
Al contrario de José Raúl Capablanca, Samuel Reshesvky o Arturo Pomar, quienes fueron considerados “niños prodigio” a Bobby Fisher (9 de marzo de 1943, Chicago, Estados Unidos – 17 de enero del 2008 en Rehijavik, Islandia a los 64 años), se le considerara por siempre como el “adolescente prodigio”, cuyos resultados no han tenido comparación en la historia del ajedrez mundial.

viernes, 16 de septiembre de 2011

EL COMUNISMO CIENTIFICO: ACIERTOS Y ERRORES

Por Guillermo Alvarez


Cuando Karl Marx y Friedrich Engels publicaron en 1848 el Manifiesto Comunista, luego de la fundación por el primero de la Liga de los Comunistas, tras dos años de trabajos previos en Bruselas la capital Belga, no tuvieron en cuenta ciertos factores, los que con el transcurso de los años iban a demostrar sus aciertos y errores.
Para ambos, la clase obrera era la única que ante la imposibilidad de una adquisición privada, podía superar, mediante la síntesis comunista, la contradicción sin salida de la socialización estatal. Es la negación comunista de la sociedad porque no puede convertirse en nueva clase explotadora. Y porque solo transformándose ella en poder publico, puede superar su carácter asalariado.
Y por ultimo es la negación comunista de la propiedad, porque solo distribuyendo de acuerdo a las necesidades y a las capacidades, podría adquirir los frutos de los medios de producción. Es de allí de donde se deriva el lema “de cada cual, según sus capacidades y a cada cual según sus necesidades.
Aunque resultaría extremadamente largo un análisis para definir los citados aciertos y errores del comunismo científico y puesto que no es ese el objetivo de mi comentario, se hace necesaria esta introducción, antes de pasar al tema que me ocupa.
Digamos primero que después de la creación del Manifiesto comunista de Marx y Engels, a la fecha, acontecen nuevas transformaciones: la relación con el anarquismo; los desarrollos posteriores a la Revolución rusa; el Marxismo-Leninismo; el Maoísmo y las nuevas corrientes comunistas; las primera, segunda y tercera internacional, hasta los Partidos Comunistas a partir de la Revolución rusa, en 1917; los partidos comunistas tras la segunda guerra mundial y por ultimo a la caída de la URSS.
Pero, en entrevista concedida recientemente por el filósofo británico John Gray a la cadena BBC Mundo, este dijo que “como efecto secundario de la crisis financiera, cada vez más personas se están dando cuenta que Karl Marx, estaba en lo cierto”.
“El gran filosofo y economista alemán del siglo XIX, pensaba que el capitalismo era radicalmente inestable. Tenia la tendencia de producir auges y colapsos cada vez mas grandes y profundos y a largo plazo estaba destinado a autodestruirse a si mismo”.
“A Marx le complacía esa característica: estaba seguro de que habría una revolución popular, la cual engendraría un sistema comunista, que seria mas productivo y mucho mas humano”, apunto.
Luego afirmo Gray: “Marx erró en lo que se refiere al comunismo. Pero su percepción de la revolución del capitalismo, fue proféticamente acertada”.
Dijo Gray que la terminología de burgueses y proletariado sonaba arcaica, pero que a un nivel mas profundo, Marx entendió como el capitalismo destruye su propia base social: la forma de vida de la clase media.
Y que “cuando argumento que el capitalismo hundiría a la clase media, en algo parecido a la existencia precaria de los angustiados trabajadores de su época, Marx anticipo un cambio en la manera en la que vivimos, que apenas ahora estamos teniendo que afrontar”.
Añade Gray en su extensa entrevista con la BBC, que “examinando un futuro, en que el mercado permea todas las esquinas de la vida, Marx escribió en el manifiesto comunista : “todo lo que es sólido se desvanece en el aire”. Para alguien que vivió en la Inglaterra-victoriana temprana, era una observación asombrosamente visionaria.
“No importa lo que digan los políticos sobre la necesidad de frenar el déficit, deudas de la magnitud de las que se han incurrido, no pueden ser pagadas. Es casi seguro que lo que harán es manejarlas, recurriendo a la inflación, un proceso que esta abocado a ser muy doloroso y empobrecedor para muchos”.
“El capitalismo llevo a una Revolución, pero no la que Marx esperaba. El exaltado Pensador alemán odiaba la vida burguesa y pensó en el comunismo para destruirla. Y tal como predijo, el mundo burgués ha sido destruido, pero no fue el comunismo el que cometió el acto, sino el capitalismo el que mato a la propia burguesía”, concluyo John Gray.

viernes, 9 de septiembre de 2011

QUE NINGUNA IDEOLOGIA NOS SEPARE

Por Guillermo Alvarez


No nos une el amor a una ideología, ni nos separa el desacuerdo con ella. Nos acerca y nos aleja, simplemente, cuando tras las experiencias vividas, surge para unos el fruto de lo que entonces defendimos o la frustración por lo que no dio el resultado que esperábamos.
Así fue, tras el enredo que comenzó a partir del trabajo publicado en El Nuevo Herald de Miami por el periodista de origen cubano Edmundo García, bajo el titulo “Pablo Milanes reniega de la cruz de su parroquia”, a lo que el cantautor también cubano respondió en la misma publicación una carta abierta dirigida a su critico.
Un intercambio de opiniones respecto a lo que cada uno defendió en su tiempo, que desemboco en definitiva en un “tira y jala” entre viejas escandalosas de “una esquinita habanera”. Y al que se unieron por extensión, el también trovador Silvio Rodríguez y el periodista exiliado Carlos Alberto Montaner.
No creo que todo fuera exactamente un embrollo, pero si, de seguro, una forma de excretar cada uno sobre la fragilidad del otro; de expiar sus penas ante el confesionario, en un declamatorio publico; en el que pudiera aducir cada uno sus conclusiones respecto al censurado.
¿Qué motivo la critica de Edmundo al concierto de Pablo en Miami?. Acaso un nuevo cambio de casaca?, o una nueva forma de llamar la atención publica, tan de moda por estos lares. O hasta probablemente vindicarse ante el gobierno cubano!.
Soy de los que piensan que una vez desvestidos del uniforme de milicianos, del brazalete de cederista o de dejar un lado el sombrero y el machete, como hicieron los rusos con la hoz y el martillo, no se vale transgredir a derecha o a izquierda; o despolvorear telas de arañas, cuando se tiene el techado de vidrio. Porque se corre el riesgo de quedar en un limbo político nada aconsejable, que no es lo mismo que estar con los tuyos o contra los tuyos.
Creo, que si algo dejo claro Pablo Milanes en su (aplastante) carta dirigida a Edmundo es que –y cito textualmente--: “Mis 53 años de militancia revolucionaria, me otorgan el derecho que muy pocos ejercen en Cuba, manifestarme con la libertad que requieren mis principios…”
Y: “A mi regreso a La Habana, le digo por este medio a la intelectualidad cubana, a los artistas, a los músicos y a los altos cargos del Estado, que no me susurren mas al oído: estoy de acuerdo contigo, pero imagínate…”
Creo que eso se llama valor, no hipocresía ensayada, porque confesar ante las cámaras de la televisión hispana de Miami, antes de llegar a La Habana su desacuerdo con Fidel, no es cosa de juegos, ni para un artista ni para ninguna persona pública, llámese como se llame. Y eso todos los que pasamos por la experiencia de la prensa cubana, lo sabemos.
Luego vino la intervención de Silvio, ante la entrevista proporcionada por Pablo a la periodista Gloria Ordaz, de Univision 23, tras lo cual decidió introducirse en el debate de Edmundo García y Pablo Milanes.
Silvio, a través de su blog SEGUNDA CITA, se coloco del lado de Edmundo y publico una carta firmada por el y su otrora compañero de La Nueva Trova, dirigida a Carlos Alberto Montaner en la que decían: “…nadie nos paga par defender lo que creemos. Solo nuestra propia conciencia nos somete cada día a un riguroso, pero necesario examen y cuando no estamos de acuerdo con algo, así como cuando estamos de acuerdo, lo cantamos y lo asumimos en Cuba y donde sea necesario….”
El resto es una serie de reflexiones dirigidas a Pablo Milanes, como las de este a Edmundo García y posteriormente la respuesta de Carlos Alberto Montaner a Silvio. Algo así como aquello que aprendimos de niño: “Songo le dio a Borondongo; Borondongo le dio a Bernabé; Bernabé le dio a Puchilanga porque a Puchilanga le pican los pies…”. Y un “dale al que no te dio”.
Ni a favor de uno, ni contrario a los otros, esta es mi descripción sobre un conflicto intelectual que esta marcando pautas entre cubanos de acá y de allá. Cosa que suena triste hasta escribirlo, porque cubanos somos todos, donde quiera que nos encontremos separados por una ideología que unos aceptan, otros rechazan.
Quiero pensar así, pues aunque formo parte de los que vivimos aquí debería aceptar el rechazo como respuesta a lo que deje atrás, donde ante todo quedan familias, queda amor y no se puede olvidar. Por ello tomo la misma frase que utilizo Silvio en su blog, relacionada con un poema de Mahatma Ghandi: “ La vida es como un espejo: si sonrió, el espejo me devuelve la sonrisa. La actitud que tome ante la vida, es la misma que la vida tomara ante mí.”

GRACIAS POR SU TIEMPO Y SU DESEO DE COMPARTIR CRITERIOS

Mi blog NUEVA CASA, es una oportunidad para conocer personas que deseen compartir conmigo, actividades sociales, deportivas, politicas, culturales..., sin importar credo, sexo, raza, filiacion politica u origen etnico.
No tiene nada que ver con ninguna de las redes sociales existentes, pues mi interes es, primero, exponer mis juicios personales, pero sobre los cuales me gustaria leer sus opiniones y al mismo tiempo brindarles mi espacio.
Por ello invito a quienes se interesen por determinado articulo, comentario o cualquier otro genero que aparezca publicado aqui y deseen opinar sobre ellos a que expongan sus pensamientos, sugerencias o nuevas ideas.
Al mismo tiempo me gustaria ver publicadas sus fotos, sean personales, familiares o de actividades sociales, al margen de los anuncios publicitarios que igualmente quieran colocar.
Bienvenidos a la NUEVA CASA, porque ella es un rinconcito donde cabemos todos.

Gracias por adelantado,

El autor